COSA JUZGADA MATERIAL


Estudiamos en este artículo un concepto general del derecho, que solemos dar por sabido desde los estudios universitarios, y del que no hemos vuelto a tratar en profundidad desde entonces.  Lo cierto, es que no es un alegato que normalmente se suela dar en la práctica forense.  Me refiero a la: cosa juzgada material.  La indebida aplicación de dicho concepto jurídico, conlleva en caso de nueva condena, la infracción de un principio general del derecho sancionador, en el que, obviamente se incluye el derecho penal: la prohibición del bis in idem.  Conceptos, en principio conocidos, pero que hoy nos vamos a considerar como nuestro thema decidendi.

La Sentencia del Tribunal Supremo Sala 2ª 11/2022, de 12 de enero (Pon. Excmo. Sr. Javier Hernández García) inspira el tema que hemos decidido exponer, y como siempre, animo a leerla directamente en el enlace que dejamos al efecto.

CÓMO APRECIAR EL “IDEM”

Señala el artículo 4 del Protocolo 7º al CEDH interpretado a la luz de la jurisprudencia del Tribunal Europeo de Derecho Humanos (SSTEDH caso Zolotaoukhin c. Rusia, de 10 de febrero de 2009; caso A y B c. Noruega, de 15 de noviembre de 2016; que para la apreciación del “idem” debe estarse a una concepción naturalista de la infracción, definida, no por la calificación legal, sino por la conducta o el comportamiento fáctico desarrolladoLos hechos.  Esto es, lo importante en cuanto al concepto de mismidad es que lo que es exactamente lo mismo en uno y otro caso, es el hecho material enjuiciado.  La conducta concreta.  No siendo la calificación jurídica como uno u otro delito, lo que debería coincidir para considerar que se da esa identidad de supuestos enjuiciados.

Parece lo más lógico.  Dado que si por unos mismos hechos se pudiera juzgar a alguien infinitas veces, calificando los hechos, en cada ocasión, como un delito distinto, nos llevaría a un injusto claro, que incluso quebraría la seguridad jurídica, dado que uno no sabe si, por poner un ejemplo: alguien que ha sido condenado por diversos actos terroristas, se nos ocurre, de pronto, con nuestra imaginación florida, y venido “un poco” arriba, que podríamos calificar que todas esas conductas ya enjuiciadas, y por las que además ha recaído condena, son un delito de genocidio, y así nos sacamos, de la manga, por arte de birlibirloque, una nueva condena por hechos ya enjuiciados.  Podrá algún avezado lector darse cuenta, de que no soy muy imaginativo en el ejemplo que he planteado.  Incluso que pudiera yo, correr el riesgo, de ser condenado por plagio.  Dicho, esto último con el animus jocandi que te aporta una copita de ron. 🤩🤪

CÓMO APRECIAR EL “BIS”

A la luz de los criterios ENGEL del Tribunal Europeo de Derechos Humanos (STEDH de 8 de junio de 1976), que la sanción previa impuesta en la sentencia de 29 de marzo de 2017, agota la reacción punitiva del Estado ante la infracción y que la segunda sanción, por ser de la misma naturaleza y no poder identificarse una suerte de relación cumulativa entre una y otra, en los términos también precisados por la jurisprudencia del TEDH, desborda el marco sancionador constitucionalmente admisible.  En este sentido, se exige pues, que exista una compatibilidad entre la sanción previamente impuesta, y la que se pretende imponer por unos mismos hechos, de tal manera que exista una coincidencia en cuanto a la naturaleza de la materia que se está tratando, que, de alguna manera, impida la imposición de ambas sanciones de forma cumulativa, por responder ambas sanciones a un vínculo material común, y no den lugar a una carga excesiva para el individuo.  Se trata en realidad de una aplicación del principio general del derecho de la proporcionalidad.

Si una conducta está sancionada con penas muy elevadas, supondrá que el legislador ha tenido la previsión de imponer tan fuertes sanciones por lo que implicaría un determinado delito, verbi gratia, un delito de violación, recogido en el artículo 179 CP, y al que se atribuye una pena en su tipo básico de seis a 12 años.  Pretender, además, condenar por esos mismos hechos, por un delito de lesiones psíquicas, por esos mismos hechos, estaría bien pensado, si las penas atribuidas al delito de violación fueran más discretas.  Sin embargo, como ya ha dicho el TS, aunque dicha duplicidad no se puede excluirse automáticamente, lo cierto es que se requiere de los hechos concretos, y de la mecánica de cometimiento del delito de violación, que se salga claramente de los estándares habituales en los que se suele producir, para poder justificar la cumulación de una mayor penalidad a la que recoge el propio Código penal para la violación.  Esto es, que el legislador ya ha tenido en cuenta, al considerar el delito tan grave, que resulta habitual que la víctima tenga padecimientos psíquicos como consecuencia del delito.

Toma de posesión del cargo como Magistrado de la Sala II del Tribunal Supremo de Javier Hernández García

CONSECUENCIA JURÍDICA DE SU INFRACCIÓN

Termina la Sentencia señalando que: la consecuencia que se deriva de la identificación de los presupuestos de vulneración del derecho del recurrente a no ser castigado doblemente por unos mismos hechos no puede ser otra que la de dejar sin efecto la segunda sentencia, objeto de este recurso -vid. Por todas, STS 675/2021, de 9 de septiembre-, absolviendo al recurrente.

En la ciudad Vitoriana que me vio nacer, el día 18 de febrero de 2021, en funciones de guardia, y aprovechando el “entreguerras” que se da, entre una asistencia y la siguiente.

Post Data:  dicen, que el hombre es el único animal que es capaz de caer en el bis in idem. Supongo que, para los amantes del lenguaje inclusivo, esto supondría que el dicho se refiere al hombre, con la mujer exclusive.  Podríamos afirmar, sin miedo a equivocarnos, que incluso, sólo bis se queda un poco corto…

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s