LA ABOGACÍA DESDE DENTRO: PURA VOCACIÓN


Voy a rebloguear un artículo del siempre genial JR CHAVES, https://delajusticia.com cuyo enlace dejo, como siempre, por si alguien quisiera comprobar mis fuentes, y profundizar más en ellas, cosa que obviamente aconsejo, dado que lo que aquí dejo es una única pincelada del interesante artículo del Magistrado de la Sala Contencioso-Administrativa del Tribunal Superior de Justicia de Cantabria, en relación al ejercicio de algo que demuestra conocer perfectamente: nuestra profesión de abogado particular; fruto de un pasado que corrió en paralelo con quienes luchamos día a día ante los Tribunales de Justicia ejerciendo esta dura profesión, que no podría existir fuera de la necesaria vocación de quienes aguantamos tan angosto e insatisfactorio medio de vida.  Sin duda, quienes aún conservamos dicha vocación también nos vemos recompensados por algunos momentos buenos, que sin duda, los hay; y que nos deja una característica compartida en todos los Abogados: una personalidad muy marcada y característica, en la forma de pensar, afrontar los problemas, y de razonar, netamente argumentativa.

El enlace directo al artículo que titula: “HABLAMOS DE ALGUNAS INTIMIDADES DE LA ABOGACÍA”, es el siguiente:

Hablando de algunas intimidades de la abogacía

Igualmente, se contiene en tan interesante artículo un vídeo del mismo autor, titulado: “SECRETOS, MENTIRAS Y BELLEZA DE LA ABOGACÍA”, en el que desbroza en sus 55 minutos de duración, la profesión de la abogacía, a fin de exponer de una forma ilustrativa, amena y didáctica, al público en general, y del recién licenciado -o título que se le equipare ahora- en particular, señalando las distintas visicitudes de la profesión, y las peculiares circunstancias con que el futuro letrado se encontrará en su vida profesional.  Y digo se encontrará porque suscribo plenamente lo dicho por José Ramón, dado que mi propia experiencia, de una forma sorprendentemente paralela me ha llevado a vivir y conocer todas y cada una de las experiencias que va relatando con un tono entretenido a modo de monólogo del “CLUB DE LA COMEDIA”.  ¡Se ve que sabe de lo que habla!

Hago especial mención a un punto muy divertido que aconsejo para quien no tiene como opción ver la totalidad del citado documento videográfico -23:24 minuto-: se refiere a los esteriotipos de clientes con los que siempre nos vamos a encontrar en nuestro despacho.  No puedo evitar echar una sonrisa, si no una carcajada, a medida que va enumerando tan característicos clientes 😀

No olvidemos que el ABOGADO no es sólo un licenciado en derecho, sino que, tal y como mencionaba en su obra “EL ABOGADO EN EL SUMARIO” (NARCISO FERNANDEZ BOIXADER, edición Santilla, S.A. Madrid 1964):

“Le falta al que sólo es licenciado mucho para llegar a Abogado, dando a este vocablo un verdadero y cabal sentido que gramaticalmente y científicamente significa.

Así como no concebimos un cirujano teórico, no admitimos la idea de un Abogado sin práctica. […]

De las Universidades salen todos los años multitud, excesiva multitud de científicos del Derecho; pero de entre toda esa multitudinaria cantidad de Licencias. no hay un solo Abogado.

Al Abogado hay que hacerlo después”.

Antiguamente sólo se conseguía con una pasantía en un despacho de Abogados con un maestro que deberá inculcar al futuro compañero no sólo la materia propiamente forense de cómo actuar en Sala; sino que será quien normalmente marque la adecuación o no del futuro compañero a una reconocida solvencia moral, o si la ausencia del conocimiento y respeto de las normas deontológicas será una realidad permanente del nuevo compañero, a quien no tardarán los demás de “marcar” como de perfil “PIRATA” o “No de fiar”, etc.  Por cierto, si a los compañeros se les ha olvidado, que recuerden que para el nombramiento como LETRADOS todos, tuvimos que realizar ante el Decano de nuestros respectivos Colegios Profesionales un juramento que venía a decir poco más o menos lo siguiente: “Prometo o Juro respetar y hacer respetar la Constitución y el resto del ordenamiento jurídico y especialmente las normas deontológicas”.  Lo digo de memoria, disculpas si mi memoria no es del todo exacta. jejeje.

Hoy todo eso se sustituye, e incluso se acaba de convertir en una preceptiva regulación, la APTITUD DE CAPACIDAD PROFESIONAL -CAP- se exige a través del curso ineludible de la Escuela de Práctica Jurídica, más la aprobación con la nota de APTO de una prueba tipo test, que no tiene pocos detractores.  Desde luego, yo soy hijo de una Escuela de Práctica Jurídica “PEDRO IBARRETXE”, en concreto de la modalidad DEDICACIÓN EXCLUSIVO del Ilustre Colegio de Abogados del Señorío de Vizcaya; y reconozco como piedra angular de los conocimiento básicos y elementales a la hora de empezar la andadura en esta profesión.  Vamos, que sin dicho curso, que duró 2 años con horario de mañana y tarde, las carencias a la hora de ejercer la profesión de forma solvente alcanzarían el nivel crítico de, incluso, considerar una temeridad, la práctica de la abogacía sin un maestro que guíe esos primeros pasos, y sin los conocimientos teóricos y prácticos adquiridos en la, hoy preceptiva escuela.  Como siempre, normalmente se muestra crítico aquel a quien se obliga a cursar o pasar por algo, y una vez pasado, se agradece lo aprendido.  Igualmente se critica por los abogados noveles la imposibilidad de formar parte del turno de oficio hasta contar con una experiencia mínima de 3 años, fijada por otro lado, para asegurar un servicio de calidad a los clientes del Turno de Oficio.  Beligerancia que se difumina al pasar el plazo, y que incluso se llega a entender por quienes criticaban el requisito, una vez pasa tan corto plazo y uno no se ve afectado por un óbice que le impide hacer algo de su interés.

En la ciudad del DEPORTIVO ALAVÉS, a 11 de septiembre de 2016, después de haber vencido a domicilio al FUTBOL CLUB BARCELONA en el partido de liga de una Primera División de la LFC a la que acabamos de aterrizar, y que por distinguido triunfo, aquí hago mención sin animus molestandi, y con el siempre permanente espíritu de fair play que brindo, y que impulso a mantener.

Anuncios

Un comentario sobre “LA ABOGACÍA DESDE DENTRO: PURA VOCACIÓN

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s