El porqué de llamar Ogueta a quien así no se llama


En homenaje sentido a mi difunto padre, o aita que es como yo lo llamaba, a quien he usurpado el apodo, más como homenaje y sincero afecto, que como gloria que no me merezco.

Aunque nada que ver con el contenido del blog, no fueron pocas las sabias lecciones que de él aprendí. Dejo aquí enlaces que dejen claro lo grande de la persona y el mito del deportista, que siempre supo llevar con la humildad de los más grandes.

Como a menudo solía decir: “Bastante has hecho”.

Un memoriam.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s