LIBERTAD DE EXPRESIÓN Y RESPETO AL PLURALISMO POLÍTICO


Sólo trato el artículo en lo relativo a lo que es el respeto, máxime en el foro en el que sucede la acción.

He visto hace unos minutos este vídeo, y lo cierto es que sé que a quien lo colgó y de quien me ha llegado por vía mail gusta, y comparte el núcleo mismo del discurso y del fondo del asunto; mi comentario no va por ahí, sino por una cuestión que parece más colateral y accesoria, pero que me ha llamado la atención. Y ello porque da alas al “todo vale” cuando se trata de “los otros”, “los malos”… el clásico y repetitivo recurso al: “Vds. no van a darme clases de…” como si existieran humanos “superiores” a los que respetar a los demás “no va con ellos”; y aquellos a los que no respetar sea moda, costumbre y/o incluso bueno y aconsejable, sin duda alentado por la gran mayoría de los que se identifican con la misma opción política. Pues no, me centro en este caso sólo en el hecho que al final del vídeo lleva a una evidentemente actitud de intolerancia. Cierto que tampoco es muy grave de por sí, pero sí es idóneo para hacernos una idea clara de la calidad de respeto a los demás presenta la gente que se vanagloria, y auto-erige como adalid de lo demócrata, perdiendo de vista que demócrata no es quien dice serlo, sino quien lo es, y punto. Y la forma de demostrarlo (innecesaria prueba que nadie les pide) es con hechos, no con palabras, si bien con palabras se puede sin embargo demostrar que no se es ni demócrata, ni tolerante, ni amante del pluralismo político…

Que falta de respeto, ¡en todo un Parlamento! Te guste o no lo que se dice (a mí: en parte comparto, y en parte no) desde la Tribuna de Oradores y en el uso de la palabra, sea quien sea el orador, ¡parece mentira! que el Presidente tenga, deba, y necesite intervenir para hacer callar a Sus Señorías: hacer respetar el derecho a la libertad de expresión y el respeto al pluralismo, así como al Reglamento del Congreso de los Diputados que les rige y debieran conocer. Deja claro el “canon del estándar democrático” del Estado de Derecho (tocante con el título del presente artículo). Hay que saber callar y respetar el pluralismo. Y aún más calidad demuestra quien además de no molestar, escucha y atiende aunque no lo comparta. No es cosa fácil, y este vídeo es prueba de ello: no.

En Vitoria-Gasteiz a 21 de julio de 2014.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s